En 1967 se publicó la obra Seis Tumbas en Múnich de Mario Puzzo. Una novela ligera y muy visual capaz de constreñir en sus entrañas una historia dura y galopante.

Aunque sus personajes distan de la densidad y agudeza psicológica que el escritor puso de manifiesto en El Padrino, se aprecian los trazos de un maestro que supo retratar como pocos, la sordidez reinante en el mundo de la mafia.

La novela suspira rapidez y eficacia. Tal parece como si el autor hubiera devorado cada uno de sus capítulos con la única intención de comenzar a escribir la verdadera obra de arte, El Padrino.

La novela, inédita en idioma español hasta hace pocos años, recrea las peripecias de un espía norteamericano en la Europa de la posguerra para vengar la humillación sufrida en prisión ante sus captores.

 

 

>

Pin It on Pinterest

Share This