Cada vez se habla más de su obra. La han entrevistado en la radio y en la televisión. Cuenta en su haber con diez novelas publicadas. Cartas a una extraña fue un sonado éxito que sigue cosechando lectores. Nos referimos a Mercedes Pinto Maldonado. Una escritora Indie que a raíz que su éxito de ventas fue fichada por una editorial. En esta entrevista nos cuenta su trayectoria. No te la pierdas.

R –Hola Mercedes y bienvenida a nuestro espacio. Lo primero, ¿a qué edad comienza tu relación con la literatura y cuáles fueron tus primeros pasos como escritora?

M–Si te digo la verdad ni me acuerdo. Siempre digo que escribo desde que aprendí, y así es. Empecé inventando cuentos muy simples, luego poesías en la adolescencia y la primera novela a los quince años; aunque creo que llamar a aquel texto novela es un atentado contra la literatura. A partir de ahí, siempre me recuerdo con un bolígrafo y una libreta. Algo que siempre me acompañó fue mi diario. Y la lectura igualmente, leo desde que aprendí, creo que gracias a mi abuelo, que nunca le faltaba una novela del oeste en sus ratos de ocio.

R –¿Qué papel jugó la auto publicación en el desarrollo de tu carrera?

M –Fundamental, fue el punto de inflexión en mi carrera como escritora. Llevaba años intentándolo con editoriales medio decentes y la desesperación me llevó a publicar por capítulos en mi blog una de mis novelas. Fue todo un éxito, tal vez la primera cibernovela que tuvo verdadera repercusión. Hablo de Maldita. Cuando terminé de subir las entregas una de las lectoras que leían cada noche el capítulo me aconsejó que publicara la obra completa en Amazon. Lo hice sin ninguna confianza, incluso convencida de que sería una especie de suicidio para esta obra y de que ahora sí me podía despedir de un contrato digno. En pocos meses fue número uno en España, Francia y Alemania. No podía creérmelo. Y así fue, se mantuvo durante año y medio. Entonces me di cuenta de hasta qué punto estaba equivocada esperando una editorial.

R –Sabemos por referencias que eres una mujer incansable. Ahora, ¿ser una escritora Indie es sinónimo de laboriosidad?

M –Sí, totalmente. Autoeditar significa escribir, editar y publicitar. Has de ocuparte de todo lo que implica la edición: corrección, maquetación, sinopsis, portada… y de la publicidad: booktráiler, banners de promoción, post, notas de prensa… Es agotador. También te digo, no creas que ahora los que publican con las editoriales se libran de la promoción, a no ser que sean viejas glorias o personajes públicos.

R  –Cartas a una extraña es una novela que ha tenido una gran repercusión. ¿Qué ha significado para ti semejante acogida?

M –En mi trayectoria como escritora hay dos obras que han supuesto un repentino avance en el camino, la primera fue Maldita y la segunda Cartas a una extraña, con la que me presenté al Concurso Indie 2015 sin demasiadas esperanzas. Esta novela supuso toda una sorpresa por muchos motivos. En unos días se situó en el número uno de la lista, siendo la más leída y vendida del concurso. Lo más curioso es que fue una apuesta arriesgada, era consciente de que podía decepcionar a mis lectores más fieles. Cartas a una extraña en cierto modo se desmarcaba del tipo de historias con las que había fidelizado a un público al que seducen los textos cargados de emoción y con personajes desgarradores. En esta obra, primaba la trama en sí y el suspense. Es cierto que recibí algún varapalo de mis seguidores, pero conquisté a miles de lectores que aún no me conocían y que, por pura lógica, imagino que llegaron a mis letras a través del boca-oreja. Y, lo más importante, con Cartas a una extraña conseguí un contrato muy interesante con Amazon Publishing, una editorial internacional que me ha sorprendido y con la que sigo trabajando.

R –En relación con tu obra, ¿cómo das vida a tus personajes y en qué te basas para crear atmósferas? ¿Sigues un guion o un modelo?

M –Lo primero es la idea; puede surgir por una escena vivida o una simple conversación. A partir de ahí comienzo a darle forma y hago un esquema básico. Sobre el boceto empiezo a buscar los personajes, escenarios y momentos históricos que podrían ser los más adecuados para desarrollar la historia. Para mí, los personajes son los pilares de una novela, los que soportan la trama, de manera que pongo mucho cuidado en perfilarlos. Elaboro fichas de cada uno en las que no falta detalle, tanto de los datos físicos como de los síquicos. Sin contar los días y días que paso pensando en ellos, hasta que los visualizo y sé cómo hablan, caminan, piensan… Sí, soy metódica, pero también tengo que reconocer que la mayoría de las veces la historia, que en un principio tenía pensada, se convierte en otra muy distinta, a menudo a causa de los personajes que comienzan a tener vida propia. Lo que siempre permanece es la idea original, aquello de lo que quería hablar, ya sea la amistad, el amor platónico o la influencia de la infancia en el adulto, por poner algunos ejemplos.

R  –¿Al ser una escritora prolífica, entendemos que no sueles sufrir bloqueos para escribir?, ¿o sí?

M –La verdad es que no, pero por la sencilla razón de que cuando estoy escribiendo una novela ya hay otra empujando en mi mente, así que siempre tengo en qué trabajar. Otra cosa es que, como todo mortal, tengo días con menos ganas de escribir que otros, pero no por sufrir la falta de inspiración ante el papel en blanco.

R  –¿En qué te inspiras para comenzar a escribir?

M –Todo me inspira, absolutamente todo, una película, el último libro, escenas familiares que vivo en casa, una buena conversación, un paisaje, el miedo, lo sencillo, lo complicado… Hay, tal vez, un tema recurrente que subyace en casi todas mis novelas, y es hasta qué punto los primeros años de una persona marcan su vida adulta. Quizás por eso en la mayoría utilizo el Flashback, que para mí es un recurso muy interesante y casi imprescindible.

R  –¿Cómo surgió la idea de Cartas a una extraña?

M –Fue sencillo, tenía muchas ganas de contarle al mundo que se puede amar más allá del tiempo y el espacio, y así surgió.

R  –La red está llena de comentarios favorables hacia tu obra. Se te cataloga como una escritora cuyos temas son conmovedores y tú misma te defines como humanista. ¿Existe un trasfondo social en tu obra de denuncia, estás enviando un mensaje a nuestra sociedad?

M –Sí, definitivamente sí. Pero no de una manera obvia, sin intención alguna de adoctrinar, muy al contrario, el lector se quedará con el mensaje sin darse cuenta. Como te he comentado anteriormente, la idea es la base y puede ser la influencia de la amistad, la niñez, la familia, la soledad… En general me gusta lanzar el mensaje de que nada es definitivo, que por muy marcado que estés por tus vivencias pasadas siempre puedes reinventarte y superar cualquier miedo.

R  –¿Por qué los lectores deberían leer Cartas a una extraña?

M –Tal vez porque en esta obra conseguí superar un reto muy complejo. En realidad, está escrita a dos voces y con dos protagonistas claros: Berta, que aparece en un tiempo real y en un lugar concreto, y que encuentra unas cartas dirigidas a otra mujer, escritas doce años atrás a nueve mil kilómetros de distancia por el otro protagonista, Saúl. Ninguno se conoce, ni siquiera saben el uno del otro, pero por medio de estas misivas surge una conexión inesperada para ambos. Lo complicado de esta novela fue conseguir que salvaran el espacio y el tiempo para que se encontraran, todo sin que el lector advirtiera la gran complicación que entrañaba. Creo que es una obra original a la que no le faltan ingredientes en la trama: asesinatos, desapariciones, investigación, amor… Además de recrear bien los ambientes, especialmente el Olympic Park de Washington, donde tuve la suerte de viajar para documentarme.

R –¿De todos los libros que has escrito, con cuál te sientes más satisfecha?

M –Es curioso, precisamente del menos conocido o vendido… Creo que La última vuelta del scaife es mi mejor novela, tardé dos años en terminarla, documentándome, viajando, escribiendo, corrigiendo… Pero todo este trabajo no valdría la pena si no fuera porque en realidad la historia tiene una gran fuerza. No sé, supongo que no ha conseguido el hueco que se merece porque trata de un judío errante, un tema muy trillado. No tengo ni idea, lo que sí sé es que, después de Hijos de Atenea, es mi novela más valorada.

R –¿Qué personaje, de los muchos que has creado, te ha brindado más satisfacciones?

M –Sin dudarlo, Carlos Ladrón de Guevara de La última vuelta del scaife. Un personaje con muchas aristas, con un pasado interesante, con sentido del humor, amigo hasta la muerte… y muy humano. Pienso que los mejores diálogos de mis novelas llevan su nombre.

R –A menudo, los escritores Indie no saben qué camino seguir o qué deberían hacer. Desde tu experiencia como autora, ¿qué les recomendarías?

M –Lo primero es que corrijan muy bien su historia y reflexionen sobre si merece la pena contarla. Si están seguros, lo siguiente es escribir una buena sinopsis, hacer una portada sugerente y profesional y estar dispuestos a promocionarse. Después, ir directamente a las plataformas de autoedición, especialmente a Amazon. Es un hecho, hoy día no tiene sentido llamar a las puertas de las editoriales, si tienes éxito como Indie, ellas te llamarán a ti. Aunque cada vez hay más autores que rechazan suculentos contratos y prefieren ser su propio editor, es la mejor manera de vivir de tu trabajo.

R –¿Qué es lo último que has leído?

M –Y si fuera cierto, de Antonia Corrales, y en este momento releyendo El juego de los abalorios de Hermann Hesse. Me gusta intercambiar contemporáneos con clásicos, especialmente volver a los libros que me enseñaron.

R –Cuando la gente menciona tu nombre ¿con qué te gustaría que este fuera asociado?

M –Pues me gustaría que lo asociaran con alguien que ama su mundo tanto como para pasarse la vida intentando entenderlo y escribiendo sobre su maravillosa complejidad.

R  –¿Cuáles son tus próximos planes?

M –Pues hay varios, lo más próximo es la publicación de ni nueva novela Una de las tres, una historia que según los correctores es la más original de las que he escrito y cuyo andamiaje me ha costado mucho montar. Después saldrán las traducciones en italiano y francés de Cartas a una extraña. Y en este momento estoy escribiendo la curiosa historia de un médico forense. Como ves, no faltan los proyectos.

R  –Por último, ¿qué consejo darías a los autores Indie y dónde podemos comprar tu novela?

M –Que luchen, que trabajen duro y crean en sí mismos; que escriban y lean a partes iguales y que se olviden del método tradicional de publicación, me refiero a esperar que una editorial te escuche. Ahora no hace falta esperar, si tenemos una buena historia y estamos dispuestos a trabajar, lo acertado es autoeditar, todo lo demás llegará solo. Es cierto que para llegar a una masa crítica de lectores deberá pasar un tiempo, pero haciendo bien las cosas es seguro que la meta estará al final del camino. Todas mis obras están disponibles en Amazon. Puedes acceder a mi página de autor desde este enlace. Acceder a la página de Mercedes.

A propósito de Mercedes

Sus obras han sido best seller en España, Alemania y Francia. Es finalista del concurso Indie 2015 y fue entrevistada por RTVE para el programa Mi Capítulo 24.

>

Pin It on Pinterest

Share This