Del amor y otros demonios a 40 grados de calor

Del amor y otros demonios a 40 grados de calor

Del amor y otros demonios a 40 grados de calorPasé el resto del día preocupado, con la certeza de que algo horrible estaba a punto de suceder. No me esperaba esa reacción de ella. No me esperaba sus gritos, ni el dolor, ni la tristeza. Habíamos pasado un fin de semana...
Un poquito de café cubano

Un poquito de café cubano

Un poquito de café cubano A veces extraño visitar la casa de mi vecina y que me brinde un poquito de café cubano, llegar a mi cuadra, (porque en Cuba decimos cuadra no calle), cansado del trabajo y escuchar las risas de los niños, las miradas de los vecinos, hablar...
>